Nicolás Durán de la Sierra

 

Ya como senador de la República o legislador local; como secretario estatal de Desarrollo Económico o secretario general de los ayuntamientos Othón P. Blanco y Benito Juárez; como fundador del partido Convergencia en Quintana Roo o director general del Fonatur, Jorge Polanco Zapata ha estado presente en la vida pública estatal; su liderazgo, lo hace obligado referente de la actividad política, del juego del poder.
La Entidad vive hoy su sexto cambio del poder estatal, así como el renuevo, por sufragio, de nueve de sus diez municipios, pues Bacalar, el último, será presidido por un comité designado por el poder legislativo, que también se renueva. El Estado vive, además, un cambio político inédito: la oposición al Pri gobierna en el setenta por ciento de su territorio.
-A esa afirmación –acota Polanco Zapata- habría que hacer precisiones. Roberto Borge Angulo, el nuevo gobernador, ganó en nueve de los diez  municipios, aunque la historia fue diferente en los más de los ayuntamientos, donde sí se impuso la oposición. El ejercicio político debe tener los pies bien puestos en la tierra.
“La elección de cinco de los nueve nuevos alcaldes al igual que algunas diputaciones a favor de la coalición Prd-Pan más otros partidos menores, puso de relieve una vez más el peso del voto ciudadano, ese voto que ha dejado de existir sólo en la retórica política para cobrar peso cierto en las urnas. Más que los partidos políticos, se impusieron los candidatos y sus ideas.

“En los municipios, aunque el principio podría aplicarse de igual forma al poder estatal, los resultados electorales nos dicen que el ciudadano común valoró la calidad del trabajo de sus gobernantes, bueno o malo, antes de acudir a la casillas y votar en consecuencia; los pasados comicios, salvo por los pequeños incidentes que se dieron, fueron limpios.
“Esta misma tendencia, desde otro ángulo, dice asimismo que ningún partido o ninguna coalición de partidos tiene per se seguro el triunfo en el futuro inmediato, en el proceso federal que sigue o en las elecciones municipales y legislativas que se darán dentro de dos años y medio. Este es una tendencia que,  además, se observa en todo el país”.

EL INCIERTO FUTURO

La situación financiera en que se encuentra el Municipio Benito Juárez, “que para decirlo rápido: es desastrosa”, pone en entredicho las posibilidades del gobierno entrante (10 de abril) para enfrentar con éxito la demanda de servicios de Cancún, la ciudad más poblada del Estado con cerca de un millón de habitantes, y la que por añadidura, no deja de crecer.
-Tanto Julián Ricalde Magaña, el nuevo alcalde, como el gobernador Borge Angulo –señala Polanco Zapata- van a tener que encarar una pesada carga: la deuda pública heredada por las administraciones que les antecedieron, y para cumplir con las obligaciones que implican los cargos para los que fueron electos, tendrán que trabajar mucho.
“No es exagerado decir -abunda- que si no logran salvar los muchos obstáculos que implica la rémora del endeudamiento, no sólo las expectativas de desarrollo de Quintana Roo se verían limitadas de manera drástica, sino que se afectaría también –aún más en el caso de Cancún- al sector social o, dicho en otras palabras, aumentaría la pobreza.
-Pero debemos ser optimistas, porque pese a todo, tenemos cómo salir adelante si cada uno hacemos lo que nos toca, y lo hacemos en forma fraternal. Además de grandes dosis de imaginación para sortear los problemas que vivimos –la inseguridad, sobre todo- y los que de seguro vendrán, los nuevos mandos tendrán que anteponer la honestidad a cualquier trabajo de gobierno.
“No puede repetirse lo sucedido –añade-. La corrupción, el desempleo, la impunidad, la inseguridad, violencia, pérdida de valores, temor, tristeza y desigualdad, nos llevaron a la crisis económica y social en que hoy nos encontramos. Corremos el riesgo real de que se extienda la pobreza en el Estado y con ella, la violencia que nutre al crimen organizado; no basta con traer a experimentados policías, hay que desalentar a la delincuencia desde su base social.
“El campo se encuentra también en una situación crítica, y de su abandono por parte de aparato estatal da cuenta el hecho -de regreso al tema anterior- de que la gente de los municipios José María Morelos y Lázaro Cárdenas no votó por el Pri, y la coalición opositora casi se impone –cien votos de diferencia- en Tulum, municipio turístico sí, pero con una amplia zona rural”.
LA REINVENCIÓN DE CANCÚN

Para Jorge Polanco Zapata, como se dijo ex director del Fonatur, Cancún debe ser cuidado ya “como si fuera un objeto de cristal muy frágil. Cancún sí que está en una crisis, aunque debemos entender la palabra en su significado exacto: se halla entre dos caminos, en una mutación importante para su desarrollo histórico.
“Por esto es de crucial importancia en estos momentos que Cancún sea tratado con sumo cuidado. Hay que evitar que mas buitres se disputen el botín y evitar que se le enquiste la delincuencia organizada –hay que vigilar la recomposición de sus finanzas públicas-, y de regular de manera estricta su desarrollo, pues Cancún está ahora en pleno proceso de mutación.
“Los ciclos del turismo o mejor, de los centros turísticos, tienen una vigencia en promedio de cincuenta años y Cancún se acerca ya a la conclusión de su ciclo, por lo que debemos iniciar la reinvención de Cancún, es decir aplicarnos a la reingeniería que nos permita dotarlo de nuevos atractivos para el turismo, darle un plus, por decirlo así, a los atractivos que tenemos.
“El control de su desarrollo urbano debe ser muy estricto, severo; no debe tener la elasticidad que tiene ahora, que permite que intereses políticos y empresariales, se amafien y estén por encima de los intereses de la ciudad. Se debe entender que, en este ámbito, tanto peca el funcionario que se vende como el empresario que lo compra; ambos traicionan a la ciudad”.
-La corrupción de nuevo…
-Sí, aunque no debemos sacar las cosas de su dimensión real, lo que se ha vuelto frecuente. La corrupción no es privativa ni de Cancún ni de Quintana Roo, ni es exclusiva de un partido político u otro y además, lo más importante, no es imbatible, ni combatirla está fuera de nuestras manos. La verdadera lucha contra ella cada vez más está en la sociedad organizada.
“Pongamos por ejemplo, sin ir más lejos, lo sucedido recién en Cancún con los pretendidos cambios de usos de suelo que, en lo oscurito,  preparaban algunas autoridades municipales. Fue la oposición de la comunidad la que frenó el atropello. Igual pasó antes con la venta del Malecón Cancún o con el demencial proyecto de un nuevo edificio para el Ayuntamiento en el Ombligo Verde.
“Pero volvamos al reinvento de Cancún, que es el tema que de verdad debe interesar a todos. Esta ciudad es una prioridad de Estado y no se va a perder. Además es una ciudad maestra en muchos sentidos, pues todo lo que aquí hemos aprendido lo habremos de aprovechar para Playa del Carmen y luego para el sur del Estado. En ello trabajan muchas escuelas superiores.
“Si bien soy crítico, sé también reconocer, en ese sentido, que  los avances en materia educativa del gobierno de Félix González Canto, han sido relevantes. Se dice fácil, mas en la práctica él duplicó la estructura educativa superior del Estado. Creó la Universidad Intercultural Maya, la Universidad Tecnológica, la Facultad  de medicina de la Uqroo y el campus de la Rivera Maya. Hizo un trabajo sustantivo en ese aspecto.
“Precisamente, esta labor en materia educación superior en Quintana Roo está sirviendo ahora, como dije, junto con otros trabajos técnicos de muy alto nivel, para el rediseño la de Cancún. La educación, repito una y otra vez, es un tema trascendente para la vida del país, para el crecimiento del turismo y también, claro está, para el desarrollo social.
“La educación va generar pronto, si no la descuidamos, el cambio que necesita el país y Quintana Roo, pues incide de manera directa en el fortalecimiento o rescate, si se quiere, de la moral pública que precisamos. La educación generará mejores ciudadanos y con ello, mejores políticos y también, mejores empresarios. Hay que pugnar para que se aleje la sombra de la corrupción”.
DE POLÍTICA Y JÓVENES

La edad del nuevo gobernador, es tema recurrente en los corrillos políticos y sociales. Para muchos, su juventud genera desconfianza, aunque no lo reconozcan de manera pública. Muchos también, políticos de carrera, ya mayores unos, recelan quedar fuera del nuevo gobierno.
-Tan buen gobernador puede salir un político joven como uno mayor o no tan joven. Ejemplos en los dos sentidos, hay y no sólo en Quintana Roo-, dice Polanco Zapata en referencia a Pedro Joaquín Coldwell, que llegó al gobierno estatal con sólo  31 años; lo que importa es su compromiso, su preparación y su buena entraña, su buena fe.
“Confiamos en que Roberto Borge tenga estas cualidades políticas y que demostrará su capacidad de trabajo en el corto plazo. Hasta donde sé, pretende apoyarse tanto en la fuerza de la juventud, que no es despreciable, como en la experiencia y la sensibilidad social de muchos políticos experimentados. Es una mezcla que ha dado buenos resultados en otros lugares. ¿Por qué no aquí?
“Una acechanza común en los políticos jóvenes es pensar que todo lo pasado fue malo, que es desdeñable, pero él en este aspecto tiene el ejemplo en familia. La obra notable y la propia figura humanista del Dr. Miguel Borge Martín, su tío, ha crecido –crece-con el tiempo. Él es en sí mismo un recordatorio constante en este sentido.
-¿Otra acechanza?…En los últimos años –finaliza- muchos políticos, jóvenes y no tanto, han guiado sus decisiones con base en la mercadotecnia y ello los ha llevado a la simulación. Es una trampa gigantesca que hace creer reales los castillos de arena, que nos lleva hasta la terca promoción de actos baladíes y hasta tontos. Hay que cuidarse de la simulación, de la propia y la ajena.

Share.

About Author

Deja un comentario