Estimados representantes del pueblo de Quintana Roo,
Señoras y Señores Diputados

Hoy me presento ante este Congreso en el cumplimiento del artículo 66 de la Constitución Política del Estado de Quintana Roo, para dar cumplimiento al informe de resultados del segundo año de nuestra administración 2016-2022.

Lo hago con el profundo respeto a la independencia de poderes, reconociendo el papel de esta Legislatura en los objetivos y alcances que TODOS nos propusimos al asumir esta responsabilidad ciudadana.

Hace casi dos años que TODOS llegamos al gobierno de Quintana Roo para instalar un nuevo estilo en la vida política de nuestro estado.

Un estilo que yo espero se propague en la conciencia de cada dirigente y ciudadano que aspire a ocupar un cargo de elección popular, porque los gobernantes que surgen de la voluntad de los ciudadanos, deben permanecer junto a ellos y trabajar sólo para el bienestar de su comunidad.

Aquí, por este recinto legislativo, han pasado muchos gobernadores, cada uno con su visión y su tiempo, pero estoy seguro que ninguno de ellos vivió una dimensión de real cambio democrático como el que hoy está siendo testigo nuestro país y nuestro estado.

Ha llegado el momento en que los mexicanos y los quintanarroenses, más allá de sus colores y banderas partidarias, más allá de las eventuales disidencias propias del espíritu democrático de nuestras conductas, nos dejemos de mirar como adversarios para construir juntos el rumbo y el futuro que habremos de dejarle a las generaciones venideras.

Todos los días TRABAJAMOS Y TRABAJAMOS de la mano con la sociedad para levantar las verdaderas banderas que nos marca una agenda que nos permita solucionar las demandas de la gente a lo largo de toda la geografía del estado, como lo es: la inclusión, la igualdad de oportunidades, un desarrollo sostenible y el combate frontal a la inseguridad y a la corrupción.

Es por eso que cuando hablo de que Juntos Avanzamos, estoy refiriéndome a que la enorme tarea que demanda la función pública no puede centrarse en un tema individual, de una sola persona, de que las cosas pasen por arte de magia de un día para el otro, ni por un decreto.

TODOS JUNTOS, lo repito TODOS JUNTOS necesitamos trabajar y trabajar en esta cruzada por Recuperar Quintana Roo y devolverle a nuestra gente la esperanza, la confianza y la dignidad institucional que fue secuestrada y que dejó al estado y a sus municipios en la mayor bancarrota y endeudamiento de su historia.

Esto lo saben todos, no hace falta que yo traiga aquí nuevamente una serie de datos y de antecedentes sobre esta situación.

A pesar de todo lo anterior, este pueblo valiente se impone.

Quintana Roo es una tierra mágica, envidiable, con un potencial y liderazgo turístico que la colocan en un escenario mundial de primer nivel. Quintana Roo es la consecuencia de un crisol de razas que la han alimentado y crecido partiendo de sus orígenes mayas.

El pasado nos sirve de experiencia, y ahora quisiera ubicarme en este presente y mirar al futuro, ese futuro de Más y Mejores Oportunidades, donde estamos haciendo lo que tenemos que hacer para que, a partir de nuestra acción de gobierno, se posibilite el crecimiento y podamos crear riqueza, bienestar y distribuirlas con un auténtico sentido de justicia y equidad social.

Las elecciones del pasado 1 de julio han abierto una nueva etapa política en nuestro país. Los mexicanos y los quintanarroenses hemos manifestado el deseo de renovar nuestra vida pública tanto en el país como a nivel municipal. Renovación para dar impulso a una nueva forma de gobernar, a ejercer el poder, al funcionamiento de una democracia que se traduzca en nuevas políticas para solucionar los problemas existentes, corregir errores, recuperar la confianza, fortalecer el rumbo y alcanzar un mayor bienestar para nuestra gente.

Los mexicanos decidieron consolidar la alternancia política y en el marco de esa conducta y actitud democrática que creo y profeso profundamente, saludo con todo respeto y afecto al señor Presidente Electo de los Estados Unidos Mexicanos, Lic. Andrés Manuel López Obrador, a los Senadores y Diputados Federales electos al Congreso de la Unión y a los 11 presidentes municipales que gobernarán nuestros municipios. Será un gusto y un privilegio trabajar de la mano con ustedes para el bienestar de nuestro querido país y estado.
De igual forma agradezco al Presidente Enrique Peña Nieto y a los Presidentes Municipales que concluirán su periodo en unas semanas, todo el apoyo y colaboración para sacar a flote a este estado y sus municipios.

Señores legisladores

De este resultado electoral se derivan una serie de aspectos que quiero resaltar. En primer lugar, la voluntad de cambio político.

En segundo lugar, la necesidad de un mayor diálogo, de una mayor capacidad de compromiso, de redoblar el trabajo y de la búsqueda de consensos en nuestra vida pública institucional.

En estos dos años de plena democracia en Quintana Roo, hemos trabajado juntos para limar las asperezas de una sociedad dividida que nos separaba.

Es el momento en que todos nos sintamos quintanarroenses y entendamos que lo que nos une se llama Nuestro Futuro.
Estamos viviendo hoy, un momento en que la democracia muestra su gran virtud: permitir, mediante el ejercicio de la voluntad popular, la alternancia política dentro del más amplio respeto de las libertades individuales e institucionales.
Transcurrió un proceso electoral, sin denuncia alguna de acarreo de gente de otros estados, sin denuncia alguna de votos comprados, sin haber existido tampoco denuncia alguna de manipulación de resultados o encontrado bodegas llenas de láminas o despensas para ser repartidas al mejor postor.
Ganó quien tenía que ganar y así lo decidió el ciudadano.

A los presidentes municipales electos, los invito a escuchar el mandato de las urnas y a que sigamos trabajando por nuestro futuro. A gobernar con humildad, ser austeros y en el amplio marco del federalismo republicano, a expandir al máximo la capacidad de crecimiento de sus municipios, para que las familias quintanarroenses SE SIENTEN también en una gran mesa común, a compartir los frutos del desarrollo.

Los invito a impulsar al máximo una generosidad social e incluyente para lograr vencer los desafíos del compromiso global de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, que hace unas pocas semanas instalamos en nuestro Estado, con el objetivo de poner fin a la pobreza y el hambre y a construir sociedades pacíficas, justas, inclusivas y protectoras del medio ambiente.

No olvidemos nunca que nuestra mirada está puesta en el mañana. Un mañana más próspero, más justo, más igualitario, más participativo, más solidario. Sabemos que no vamos a resolver todos los problemas, pero día a día estamos dando un paso hacia adelante, un gran paso y hoy podemos afirmar con todo respeto que este SÍ es el gobierno de la gente, porque en Quintana Roo no hay ciudadano alguno en el olvido.

Ese ha sido mi compromiso y lo estoy cumpliendo.

Estamos presentes en toda la geografía del estado y no hay pueblo o localidad que no reciba nuestra preocupación y atención, porque nuestra voluntad se llama SERVIR.

Este es el caso de nuestros programas sociales, audiencias públicas, caravanas de servicios, recuperación de nuestros centros de salud, hospitales, créditos a la palabras a la mujer, mejores escuelas e infraestructura social.

Estos programas ofrecen respuestas efectivas y soluciones sin demoras a las familias quintanarroenses y otorgan transversalidad a las acciones que las dependencias y organismos gubernamentales realizan en beneficio de los habitantes de las comunidades mayas y de las poblaciones rurales de los municipios del estado.

Las estrategias implementadas para impulsar el Desarrollo y la Diversificación Económica nos posicionan como líderes nacionales en la generación de empleos formales y somos uno de los estados con mayor crecimiento en su actividad económica.

Las políticas turísticas que implementamos permiten obtener la confianza de los inversionistas que se refleja en el aumento en el número de cuartos de hotel y centros de hospedaje.

Somos la entidad federativa con los factores de competitividad turística mejor calificados del país. Nuestro potencial nos ubica entre los destinos más solicitados en las mejores agencias de turismo en el mundo, lo que nos permite tener cifras récord en el número de turistas y cruceristas que llegan a Quintana Roo.

El rescate económico de la Zona Sur es uno de los más importantes compromisos adquiridos por este gobierno. Los resultados de las acciones que realizamos ya nos muestran indicadores favorables en el número de vuelos, pasajeros aéreos, pasajeros terrestres, ocupación hotelera, acceso a zonas arqueológicas, construcción de cuartos hoteleros y nuevas inversiones en nuestra capital y municipios del sur que pronto se verán reflejados.

Ante la problemática del arribo atípico del sargazo al Mar Caribe, que está afectando no sólo nuestras playas, sino las de Miami en Estados Unidos, Punta Cana en República Dominicana, San Pedro en Belice entre otras, avanzamos en el diseño de un modelo de atención integral y la búsqueda de nuevas soluciones.

A pesar de escuchar las opiniones de especialistas de no poder atacar los fenómenos de la naturaleza, no nos quedamos con los brazos cruzados y hemos tomado medidas de control.

Estamos colocando en el mar barreras ecológicas que capturan el alga, al igual que embarcaciones que evitan la llegada del sargazo a las costas de nuestros destinos turísticos de Cancún, Playa del Carmen, Mahahual, Tulum, Isla Mujeres, Puerto Morelos y Xcalac.

Estamos apostando a la economía de nuestras comunidades rurales y pueblos indígenas con programas de apoyo al campo con innovación tecnológica, como la construcción de caminos sacacosechas, apoyos a la comercialización de sus cultivos, recuperando con alumbrado público, campos deportivos, servicios de salud, inversiones y mejoras en su infraestructura, años de olvido.

Estas acciones que traen beneficios y buscan impulsar a las poblaciones rurales en cadenas productivas, generan más empleos y fortalecen la capacidad de gestión de los municipios ante su imposibilidad por el alto nivel de endeudamiento que padecen.

Estamos alcanzando finanzas públicas sanas que hoy nos permiten, con nuestros recursos, llevar a cabo programas de gran envergadura en materia de seguridad, diversificación económica e inclusión social.

Estas acciones dan cuenta del esfuerzo presupuestal realizado en los primeros dos años de gobierno. Son logros que suman acciones de disciplina y austeridad para darle a los quintanarroenses un gobierno digno a la altura de sus demandas de honestidad en el manejo de los recursos públicos.

Significa haber sujetado el ejercicio del gasto a privilegiar los proyectos de inversión productiva que transforman la vida de las familias en sus colonias y comunidades sin adquirir deuda pública alguna.

Y así vamos a seguir Juntos Avanzando

Señores legisladores

Los problemas que estamos afrontando son bien conocidos y en algunos aspectos tienen viejas raíces, pero los estamos asumiendo con una responsabilidad y capacidad de trabajo, que nos invita a ser optimistas.

La lucha contra la inseguridad que hemos emprendido, parte del trabajo conjunto de todas las fuerzas democráticas, la coordinación y colaboración permanente con las instancias federales, y en particular con las Fuerzas Armadas: el Ejército Mexicano, la Armada de México y la Policía Federal asumiendo con firmeza, el estricto cumplimiento de la ley.

Aprovecho este momento especial para expresar a los representantes de las fuerzas armadas aquí presentes, mi agradecimiento y reconocimiento por toda la labor que realizan en favor de nuestra comunidad.

Estamos enfrentando este problema y respondiendo con acciones reactivas y preventivas para devolverle a todos los quintanarroenses el sentimiento colectivo de vivir en un clima de tranquilidad y paz social.

Hemos incrementado nuestra policía estatal ubicándola en toda la geografía del estado donde antes no estaba, dotándolas de equipamiento, capacitándolas en el amplio respeto de la procuración de justicia y los derechos humanos.

Hemos apoyado a los municipios del estado con nuevas unidades vehiculares y hemos colaborado ampliamente, financiando toda su construcción, en la instalación de la Base de Policía Militar que se ubica en los límites de Benito Juárez e Isla Mujeres, cuya presencia se extenderá por toda nuestra región, apoyando significativamente en lograr la paz que tanto anhelamos.

Hemos iniciado la instalación en Cancún de más de dos mil cámaras modernas que permitirán vigilar mejor la ciudad y la instrumentación de un moderno centro de Comunicación (C5).

Ya estamos operando una estrategia en materia de prevención la cual representa una actividad eficaz por su fuerza colectiva ciudadana que da vida institucional al Modelo de Prevención Quintana Roo.

Este modelo funcionará como un instrumento de soporte a la actuación de los órganos de la seguridad pública que fortalece sus funciones y favorecen el clima de paz y la restauración del tejido social. Un tejido social que debemos fortalecer y trabajar muy fuertemente ante el permanente avance de las corrientes migratorias que nos demandan mayores servicios públicos, lugares de convivencia social, un crecimiento ordenado y la construcción de espacios que respondan a sus necesidades humanas.

Los programas que hemos puesto en marcha en este periodo contienen una serie de reformas que benefician a nuestra vida social, económica y política con crecimiento y más oportunidades. Afrontamos el reto de construir un marco legal moderno y eficiente que regule el transporte público, que por muchos años ha sido el botín y forma de pago de compromisos políticos.

Publicamos la Ley de Movilidad, la cual entrará en vigor en breve y que tiene como objeto garantizar la promoción, el respeto y la protección del derecho humano a la movilidad. Asimismo ha ingresado a esta XV Legislatura el proyecto de Ley para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos, que tiene entre sus principales aportaciones el fortalecimiento del reciclaje, la prohibición de bolsas de plástico, popotes y unicel, así como una gestión integral enfocada a una economía circular. Por otra parte, la Ley de Asentamientos Humanos es una norma que, junto con la Ley de Acciones Urbanísticas, busca el desarrollo ordenado, sustentable y equilibrado de Quintana Roo para construir mejores ciudades con una calidad de vida digna.

Todas estas acciones son reformas realistas y ambiciosas, cuyos objetivos son alcanzables, aunque muchos de ellos requieren un notable esfuerzo y una decidida voluntad política para ponerlas en marcha, y están orientadas a dar en los próximos años los pasos que Quintana Roo necesita para avanzar en su pleno desarrollo, sustentabilidad e inclusión.

Nuestro gobierno se ha basado en la confianza y cumplirle a la gente, porque en los próximos años el protagonismo de este esfuerzo colectivo beneficiará directamente a toda la sociedad.

Si me permiten afirmarlo, a los poderes públicos nos compete servir con más modestia y mejor a la sociedad. Y para ello se necesita mucho diálogo, mucha tolerancia y comprensión de ambas partes y dejar de lado muchos prejuicios y soberbias. Yo invito a toda la sociedad, dirigencias y servidores públicos en general asumir este compromiso.

Por mi parte siempre estaré abierto a la crítica, a corregir los errores y caminar junto a la gente para trabajar todos los días, como me lo inculcaron mis padres, para progresar, no para regresar a las viejas costumbres y malos hábitos de una política autoritaria e intolerante.

Tenemos muy claro y sabíamos que no iba a ser una tarea fácil, pero sólo con mucho trabajo, marcando rumbos, combatiendo de raíz la corrupción todos los días y con una buena administración de los recursos públicos, nuestro crecimiento mejorará y se fortalecerá el sentimiento de inclusión social de un estado donde todos seamos iguales y donde nuestra gente viva mejor.

Señoras y señores Diputados

Al encontrarme frente a ustedes en este recinto, hago propicia la ocasión para destacar el nuevo papel que está teniendo en nuestra vida institucional el Congreso del Estado, recuperando el lugar que le corresponde como centro del debate político y garante de transparencia de nuestra vida pública.

Aspiramos a que los ciudadanos tengan conciencia de que ES AQUÍ en el Congreso donde se debaten los asuntos que afectan a sus intereses generales y a sus problemas cotidianos; ES AQUÍ deben estar presentes las preocupaciones de todos los quintanarroenses.

Es AQUÍ donde tenemos que plantear todos los problemas que nos aquejan y es por ello que les agradezco su labor por revitalizar el poder legislativo y recuperar la independencia de poderes que la Constitución les otorga, enterrando de raíz aquellas escenas en donde recintos improvisados servían para votar leyes en perjuicio de los ciudadanos.

Yo los invito seguir trabajando por el bienestar de los quintanarroenses, a desempeñarse con humildad, estar cercanos a sus distritos y a la gente, no poner barreras ni distancias, ser austeros, ahorrativos y transparentes y ser parte de este nuevo tiempo en donde la política ha dejado de ser un salto de estrato social para convertirse en una vocación de servicio hacia la comunidad.
No entenderlo así sería continuar en un tiempo que de una vez por todas queremos y debemos desterrar.
El compromiso de mi Gobierno ha sido abrir, como nunca se había hecho en la vida institucional de nuestro estado, un amplio camino de oportunidades, de libertades, de respeto al orden institucional y a la vida democrática.

Quizá para muchos aún le cuesta entenderlo, pero nuestro gobierno democrático es para todos, abierto, sin vallas, de consensos, de disensos, de construcción de una nueva política, porque los que estamos hoy en este recinto solemne y quienes allá afuera esperan lo mejor de cada uno de nosotros, pertenecemos todos al mismo equipo.

Un equipo que amamos a nuestra tierra, y que queremos lo mejor para este Quintana Roo demandante al cual le estamos inyectando con nuestro trabajo diario, un rumbo.

Tengamos muy claro que es mucho más lo que nos une que lo que nos puede separar.
Sólo alcanzaremos el pleno éxito si estamos dispuestos a seguir trabajando entre todos junto a la gente con ese propósito.

Esta cooperación exige voluntad política y energía. Para ello debemos recordar que nuestro desarrollo no es más que un instrumento para mejorar la condición humana y el bienestar de nuestra comunidad.

En estos dos años se ha hecho mucho, pero nos esperan aún enormes desafíos. Vivimos un siglo que parece un verdadero amanecer día tras día. Por todas partes emergen nuevas energías, nuevas maneras de trabajar, de comunicarse, de vivir, de hacer empresa y nuestro querido Quintana Roo debe ocupar un lugar privilegiado en este escenario que surge ante nuestros ojos.
Los invito a desarrollar al máximo una generosidad social.

Tenemos que sacarnos esa enorme deuda de encima. Por eso tenemos urgencia. Por eso corremos y corro riesgos y por eso no dudamos y no dudo en ponernos grandes metas, ya que las urgencias nos obligan a metas ambiciosas.

Estoy consciente que necesitamos de la evaluación social, de restructurar el gobierno, de que el recambio generacional no sea biológico sino de pensamiento y de lograr una plena reconciliación entre la sociedad y la política.

Hemos transitado juntos estos primeros dos años de gobierno, de recuperación de nuestra dignidad como sociedad. Hoy Quintana Roo cree en su futuro porque tiene rumbo y fortaleza.
Ya lo he señalado en varias oportunidades. No estamos aquí para administrar la decadencia. Decidimos acabar con años de abandono y rezagos y tenemos muy en claro, que a pesar de las piedras que nos ponen en el camino no vamos a claudicar.

Hay todavía quienes no quieren que las cosas cambien, que se resisten y que ponen obstáculos. Pero al contrario no nos desanima. Trabajamos de sol a sol, aferrados a nuestras convicciones y a nuestros valores, convencidos que vamos por el buen camino y brindando las posibilidades para que nuestras familias tengan una mejor calidad de vida de la que están llevando.

Yo seguiré aferrado a mis convicciones democráticas de trabajar para todos en el más amplio respeto por las libertades políticas, de expresión, las garantías individuales, los derechos humanos, por el combate frontal a la corrupción, por la transparencia de las acciones de gobierno con un profundo sentido de responsabilidad y sin tener miedo a hacer lo correcto siempre en favor de Quintana Roo.

A dos años, Juntos gobernamos, juntos avanzamos.

Share.

About Author

Deja un comentario