Un 30 de junio del año 1939, llegó al mundo el escritor José Emilio Pacheco. Aquí te contamos sobre su vida y el legado que dejó en México.

Uno de los autores más importantes del siglo XX fue José Emilio Pacheco Berny, pues supo cómo plasmar la realidad social en cada uno de sus textos. Además, el autor se caracterizaba por evitar el uso de elementos ornamentales en sus escritos, por eso sus lecturas no resultan complejas.

Biografía de José Emilio Pacheco

El escritor nació en la Ciudad de México, el 30 de junio de 1939. Su gusto por la literatura comenzó desde muy temprana edad, al leer a diversos autores como: Oscar Wilde, Julio Verne, Rubén Darío, Jorge Luis Borges, Manuel Payno y Amado Nervo.

El capitalino entró a la Universidad Nacional Autónoma de México, para estudiar Derecho y Filosofía, carreras que abandonó a la edad de 19 años. Fue en esa misma casa de estudios donde empezó a fungir como escritor, en la revista Medio Siglo.

Después, Pacheco trabajó en la dirección del suplemento Ramas Nuevas, de la revista Estaciones; ahí fue donde hizo equipo con Carlos Monsivais, a quien conoció en 1957 y con el cual entablo una gran amistad. De igual manera, fue jefe de redacción de México en la Cultura, con el escritor Fernando Benitez.

Gracias a un cuento titulado La sangre de medusas es que se dio a conocer en el medio de la literatura, a los 20 años de edad. Fue publicado por Juan José Arreola en Cuadernos del unicornio.

También se dedicó a la investigación en el INAH y fue docente en diversas universidades, tanto de México como de países como Inglaterra, Canadá y Estados Unidos.

Su dedicación fue reconocida en múltiples ocasiones y ganó varios premios, entre los cuales se encuentran el Premio Nacional de Periodismo (1990), Premio Reina Sofia de Poesía Iberoamericana (2009) y el Premio Miguel de Cervantes (2009).

José Emilio Pacheco partió de éste mundo el 26 de enero de 2014, a la edad de 74 años, pero su legado sigue presente en cada uno de sus textos.

Obra del mexicano

En sus textos, se pueden ver reflejados temas con una gran preocupación por la denuncia social y la historia del país. Lo anterior lo podemos ver reflejado en varios de sus poemas y a continuación te presentamos uno de los más profundos.

No me deja pasar el guardia.

He traspasado el límite de edad.

Provengo de un país que ya no existe.

Mis papeles no están en orden.

Me falta un sello.

Necesito otra firma.

No hablo el idioma.

No tengo cuenta en el banco.

Reprobé el examen de admisión.

Cancelaron mi puesto en la gran fábrica.

Me desemplearon hoy y para siempre.

Carezco por completo de influencias.

Llevo aquí en este mundo largo tiempo.

Y nuestros amos dicen que ya es hora

de callarme y hundirme en la basura.

Indeseable, José Emilio Pacheco.

Pero el mexicano no sólo escribía poemas, sino que también se desempeñó como ensayista, novelista, cronista y traductor. De su gran acervo literario, se encuentran obras como Las batallas en el desiertoMorirás lejoslos elementos de la nocheEl viento distante, entre muchos más.

Fue esa versatilidad, dinamismo y realismo en cada uno de sus textos lo que convirtió a Pacheco en uno de los escritores más queridos de México.

Opiniones acerca del autor

Fue durante su juventud cuando brindó sus textos a importantes escritores como Carlos Fuentes, Rosario Castellanos, Juan Rulfo y Octavio Paz. El autor de Laberinto de la soledad siempre destacó la gran labor de Pacheco.

“La poesía de José Emilio Pacheco se inscribe no en el mundo de la naturaleza sino en el de la cultura y, dentro de éste en su mitad, en sombra. Cada poema de Pacheco es un homenaje al ‘no’, al tiempo, que para él es el agente de la destrucción universal y a la historia que para el escritor es un paisaje de ruinas”.

Octavio Paz, en el texto Cultura y Natura.

Cuando el escritor obtuvo el Premio Cervantes, José Antonio Pascual Rodríguez, miembro del jurado y representante de la RAE expresó lo siguiente del mexicano:

“Un poeta excepcional de la vida cotidiana, con una capacidad de crear su propio mundo, una distancia irónica de la realidad cuando es necesario, y un uso lingüístico impecable”.

José Antonio Pascual Rodríguez.

Por su parte, Carlos Fuentes también expresó entusiasmo por tal premio que había ganado su colega.

“Es una gran noticia, la celebro enormemente. Pacheco es el más grande poeta vivo que tenemos en México, uno de los grandes poetas de la lengua castellana de todos los tiempos, una obra impresionante”.

Carlos Fuentes.

Share.

About Author

Comments are closed.