Desde ciudades prehispánicas pasando por monasterios, hospicios y hasta reservas de la biosfera, estos son las joyas culturales y naturales de nuestro país.

En el mundo existen mil 121 joyas culturales y naturales que pertenecen al Patrimonio Mundial, catalogadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) con el único fin de su conservación y preservación.

México cuenta con 34 lugares considerados como Patrimonio Mundial ya que contienen un valor universal excepcional, lo que los hace ser parte de un patrimonio común de la humanidad.

Si estás pensando en iniciar un recorrido por estos mágicos lugares de nuestro país, bien podrías empezar con este top 10 que te proponemos. ¿Lista para empacar?

10 Lugares considerados Patrimonio Mundial que debes visitar en México

1. Ciudad prehispánica y parque nacional de Palenque

Localizado en el estado de Chiapas, Palenque alcanzó su apogeo entre los siglos VI y VIII, sus raíces mayas ejercieron una gran influencia en toda la cuenca del río Usumacinta.

Este santuario es un ejemplo maya excepcional de la época clásica, la elegancia y calidad de sus construcciones, así como sus relieves esculpidos la hacen ser un lugar digno de preservar.

2. Sian Ka’an

Declarada Patrimonio Mundial en 1987, Sian Ka’an está ubicada en la costa del estado de Quintana Roo. Su nombre en maya significa “origen del cielo”, esta reserva de biosfera abarca bosques tropicales, manglares, marismas y una vasta zona marina atravesada por un arrecife de barrera.

3. Monasterios en las laderas del Popocatépetl

Estos monasterios ubicados a las faldas del volcán Popocatépetl fueron los primeros monasterios del siglo XVI establecidos por frailes franciscanos, dominicos y agustinos y construidos en 1524 para la evangelización y colonización de los territorios del norte de México. Las únicas construcciones de aquella época que aún se mantienen en pie.

4. Ciudad prehispánica de Uxmal

Situada en Yucatán, la ciudad maya de Uxmal fue fundada en el año 700 y llegó a contar con cerca de 25 mil habitantes. La disposición de sus edificios, construidos entre los años 700 y mil, muestra los conocimientos de astronomía de los mayas.

Los sitios ceremoniales de Uxmal, Kabáh, Labná y Sayil marcan el apogeo del arte y la cultura maya.

5. Hospicio Cabañas

Este hospicio se creó en Guadalajara a principios del siglo XIX para dispensar cuidados y ofrecer asilo a los más desamparados. La construcción y la belleza de sus espacios ornamentados con frescos de José Clemente Orozco , uno de los grandes muralistas de la época, hacen al hospicio una obra maestra del arte mexicano.

6. Zona arqueológica de Paquimé

Paquimé significa en ópata o tehuima: “Lugar de Casas Grandes”. Esta bella zona arqueológica se ubica en el estado de Chihuahua. La importancia de este lugar se centra entre los siglos XIV y XV, fue clave en las relaciones comerciales y culturales entre la cultura del pueblo y las civilizaciones más avanzadas de Mesoamérica.

7. Reserva de Biosfera de la Mariposa Monarca

Las zonas boscosas ubicadas al noroeste de la Ciudad de México albergan una gran variedad de climas y especies endémicas de flora y fauna. Su importancia radica en que cada otoño, millones o billones de mariposas monarcas procedentes de América del Norte anidan en la reserva coloreando los árboles de color naranja.

En la primavera boreal estas mariposas comienzan una migración de ocho meses hacia toda la parte oriental del Canadá. Durante un período de cuatro generaciones consecutivas nacen y mueren.

8. Calakmul

Calakmul, una ciudad prehispánica de Campeche. Su nombre en maya significa: “Dos Montículos Adyacentes”, y fue una de las más importantes capitales mayas.

La ciudad desempeñó un papel de primer plano en la historia de la región durante más de doce siglos y alberga un importante santuario de biodiversidad de Mesoamérica. Conjuga todos los ecosistemas tropicales y subtropicales existentes desde el centro de México hasta el Canal de Panamá.

9. Sistema hidráulico del acueducto del Padre Tembleque

Ubicado entre el estado de México e Hidalgo, este acueducto fue construido en el siglo XVI. Su complejo hidráulico está constituido por una zona de captación de aguas y fuentes, una red de canales, un conjunto de depósitos y una serie de puentes-acueductos.

Los métodos utilizados para su construcción atestiguan la doble influencia de los conocimientos europeos en materia de sistemas hidráulicos (especialmente los romanos) y de las técnicas tradicionales mesoamericanas de utilización de cimbras de adobe.

10. Cuevas prehistóricas de Yagul y Mitla

Situado en el Valle de Tlacolula, en Oaxaca, este sitio es de gran importancia para comprender el estilo de vida de los primeros agricultores sedentarizados de la región, pues los restos arqueológicos y los vestigios encontrados son testimonio fiel.

Tan solo en la cueva de Guilá Naquitz se han hallado semillas de cucurbitáceas de 10 mil años de antigüedad (de las que se obtienen frutas como el melón, pepino, calabaza y sandía), la primer prueba de agricultura en el continente americano.

Con información de Revista Central

Share.

About Author

Comments are closed.