El Minotauro

Nicolás Durán de la Sierra 

Para este próximo lunes Quintana Roo estará a un paso de tener, por primera vez en su historia, no sólo un gobierno encabezado por una mujer: Mara Lezama, sino también por uno con clara tendencia a la izquierda, en la misma línea que el presidente López Obrador, y eso habrá de redundar, se espera, en más recursos hacia el sector social, sobre todo en el centro y sur del Estado.

De entrada, la todavía candidata habló ya de la creación del Instituto Estatal de Economía Social para impulsar el desarrollo de cooperativas rurales, de artesanos y de pescadores no sólo para aprovechar el mercado turístico del norte de Quintana Roo, sino también para exportar bienes a Belice y Guatemala, países con los que se tiene hoy una nueva y más estrecha relación.

Se trata de un proyecto que, aunque no novedoso, pues ya lo han intentado otros gobiernos, no ha cristalizado  en la realidad. Por los cambios en las políticas federales, mucho más sensible al crecimiento de las comunidades, es probable que ahora sí se concreten y se diversifique la economía estatal, muy cargada hacia la zona norte. Se repite la historia: el norte rico y el sur pobre.

La atención a las zonas pobres de Quintana Roo, sobre todo las de los municipios Lázaro Cárdenas, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, deberá ser prioritaria para la nueva administración, pues es en ellas donde se hace más visible la desigualdad económica. El actual gobierno avanzó en este sentido, pero la pandemia dejó inconclusas algunas obras que deben ser retomadas.

El combate a la pobreza y la desigualdad es importante y debe ser una obligación moral para el próximo gobierno, y todo hace suponer que enfrentará el reto; es interesante la propuesta de las cooperativas… A guisa de final, no está de más insistir en la importancia de votar este domingo próximo, pues debemos ser partícipes del futuro político del Estado y no meros espectadores.

Share.

About Author

Comments are closed.