Cancún, 21 de febrero.- México es un país de un sinfín de bellezas naturales, y eso es precisamente lo que buscó promover, el experimentado maratonista Germán Silva, que recorrió de Norte a Sur el país, cubriendo una distancia de 5,060 kilómetros, en 100 días, es decir, unos 120 maratones a un promedio de 50 kilómetros al día y un día de descanso a la semana.

Al explicar sobre qué lo llevó a emprender esta hazaña, expresó que parte de su objetivo fue mostrar el México auténtico, no ese de violencia que mencionan en los noticieros, el de paisajes maravillosos distintos en cada zona del país, de gran riqueza cultural, de ahí que documentó todo el recorrido en imágenes y videos.

A lo largo de esta travesía fueron muchas las anécdotas que vivió, aunque entre otras mencionó que tiene una muy presente ocurrida al llegar en la Zona Maya, cerca de Valladolid, donde se encontró con un joven que iba en bicicleta, la cual dejó, se puso unos tenis y recorrió 20 kilómetros junto a él.

“Todo mundo nos trató de manera increíble, nos alentaron, y por eso vamos a mostrar el México qué es”, dijo el ultramaratonista que se preparó un año para esta travesía, que emprendió en Tijuana en noviembre pasado, y que en ocasiones fue necesario acampar a la luz de las estrellas a falta de hoteles cercanos.

Ganador del Maratón de Nueva York en dos ocasiones, explicó que decidió llamar a esta travesía “Proyecto Pinole, corriendo por las venas de México” por varias situaciones. Una de ellas era que cuando comenzó a correr a si le decían sus amigos “Pinole” y otra porque este producto se hace del maíz, que de alguna manera es algo muy representativo de todo México.

Oriundo de Zacatlán, Puebla, de 54 años de edad, Germán Silva manifestó que junto con la parte física también fue un reto la logística, pues no en todos lados había hoteles, por lo que fue necesario trasladarse hasta ellos y al día siguiente comenzar donde se quedó, aunque también hubo veces en que les era imposible llegar hasta alguno por lo que tuvieron que acampar.

Dada la amplia geografía del país, admitió que fue un reto atravesar zonas montañosas y desérticas del norte, pasar a sitio de la costa, cruzar de Guerrero hacia Veracruz, de ahí empezar a bajar hasta el sureste del país hasta alcanzar la Península de Yucatán, donde toda una planicie.

Con información de Galu Comunicación.

Share.

About Author

Comments are closed.